CARBÓN DULCE DE REYES MAGOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INGREDIENTES

 

Glasa

- 1 clara de huevo

- 5 gotas de limón

- 200 g de azúcar glas

- Colorante alimentario negro

 

Almíbar

- 700 g de azúcar

- 230 g de agua

 

- Un molde o caja profunda, de aprox. 22x22 cm y forrada con papel de hornear.

 

 

     Lo primero que haremos será forrar la caja o molde con papel de hornear, pues se debe volcar aquí la preparación rápidamente.

 

     La glasa: poner en un bol la clara de huevo con el limón e ir mezclando con unas varillas mientras vamos añadiendo el azúcar glass poco a poco, hasta que tengamos una preparación muy espesa, que al levantar las varillas no escurra nada.

 

     De esta glasa, separar 70 g y teñir con el colorante alimentario, hasta que quede muy negra (nos sobrará para hacer de otro color).

 

     El almíbar: en una cazuela profunda, poner el agua y el azúcar y llevar a ebullición hasta que alcance 126º.

 

     Cuando el almíbar alcance la temperatura señalada (tarda alrededor de 5 minutos desde que llega a ebullición), apagar el fuego, añadir la glasa negra y remover bien. La mezcla empezará a subir formando una espuma, seguir removiendo, volverá a bajar y en el momento que vaya a subir de nuevo, volcar rápidamente en la caja o molde que preparamos al principio.

 

     Parecerá que se nos va a desbordar, pero no, se quedará frío enseguida y ya habremos conseguido nuestro bloque de carbón, que cuando enfríe del todo, podremos partir para obtener los famosos trocitos negros.