CARROT CAKE (TARTA DE ZANAHORIA)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta de forma tradicional.

 

 

INGREDIENTES

 

- 300 g de zanahorias sin piel

- 3 huevos

- 300 g de azúcar moreno

- ½ cucharadita de extracto de vainilla

- 300 g de aceite de girasol

- 300 g de harina de repostería

- 1 cucharadita de levadura química

- 1 cucharadita de bicarbonato sódico

- 1 cucharadita de canela molida

- ½ cucharadita de jengibre molido

- 100 g de nueces

- ½ cucharadita de sal

 

Frosting de queso (relleno y cobertura)

- 450 g de azúcar glas tamizado

- 75 g de mantequilla a temperatura ambiente

- 185 g de queso crema frío

- ½ cucharadita de esencia de vainilla

 

Decoración

- Fondant naranja y verde

 

 

 

Bizcocho

 

     Precalentar el horno a 170º.

 

     Poner en el vaso las zanahorias en trozos y programar 8 segundos, velocidad 5. Reservar.

 

     Echar en el vaso los huevos, el azúcar, la vainilla y mezclar 30 segundos, velocidad 5.

 

     Añadir el aceite, las zanahorias reservadas y mezclar 5 segundos, velocidad 4.

 

     Incorporar la harina tamizada, la levadura química, el bicarbonato sódico, la canela, el jengibre,  las nueces troceadas, la sal y programar 3 segundos, velocidad 6.

      

     Engrasar un molde de 18-20 cm con mantequilla o spray desmoldable y forrar la base con papel para hornear. Verter la masa (si tenéis dos moldes del mismo diámetro podéis dividir la masa en dos y ya tendréis las capas separadas para rellenar) y llevar al horno por unos 50-55 minutos (35-40 si usáis dos moldes). Comprobar que está hecho introduciendo una brocheta o palillo.

 

     Sacar del horno y dejar reposar 10 minutos, luego desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

 

 

Frosting de queso

 

     Poner todos los ingredientes en el vaso y programar 20 segundos, velocidad 4.

 

     Retirar a un bol y reservar en la nevera.

 

 

Montaje

 

- Cuando el bizcocho esté bien frío cortar a media altura con una lira o con un             cuchillo (si hemos usado un solo molde) y rellenar con una capa fina de crema entre   las dos partes.

- Cubrir toda la tarta con el resto de crema (podemos usar una manga pastelera o       una espátula).

- Espolvorear con canela, bolitas de anís de colores, nueces, zanahorias hechas con     fondant... al gusto.

    

 

 

NOTAS

 

- Bizcocho: lo ideal es usar dos moldes para reducir los tiempos de cocción y no         correr riesgos de quede crudo en el centro. Haced la prueba con el palillo para         estar seguros de que esté cocido.

 

- El carrot cake es un pastel tierno y exquisito con una cobertura fresca de queso,     pero si no sois de cremas podéis prescindir de ella ya que resulta un bizcocho con     una miga más que jugosa incluso para tomar solo. Si le ponéis como manda la               tradición la cobertura debéis de mantenerlo en el frigorífico.

 

- Se puede congelar. Os aconsejo cortarla en porciones y congelarla así, para luego     descongelar lo que vais a comer, pasándola 24 horas antes a la nevera.