CROQUETAS DE MORCILLA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta de forma tradicional.

 

 

INGREDIENTES

(40 croquetas aprox.)

 

- 250 g de morcilla 

- ¼ de cebolla dulce

- 25 g de mantequilla

- 25 g de aceite de oliva virgen extra

- 90 g de harina

- 400 g de leche

- Una pizca de sal

 

Para rebozar

- Pan rallado

- Huevo


   

     Quitar la piel a la morcilla, trocear y echar en el vaso junto con unas gotas de aceite. Programar 5 minutos, temperatura 100º, velocidad 3. Escurrir en un colador hasta que suelte toda su grasa.

 

     Poner la cebolla en el vaso y trocear 3 segundos, velocidad 5. Añadir la mantequilla, el aceite y programar 2 minutos, temperatura varoma, velocidad 2. Programar otros 5 minutos, temperatura 100º, velocidad 2.

 

     Echar la harina, una pizca de sal y programar 8 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.

 

     Bajar la harina de las paredes con una espátula y programar otros 2 minutos más, temperatura varoma, velocidad 2.

 

     Agregar la leche, la morcilla y mezclar 6 segundos, velocidad 6. Programar 6 minutos, temperatura varoma, velocidad 4.

 

     Poner en una fuente y cuando esté templada, tapar con film transparente, tocando la masa, y dejar enfriar en el frigorífico (mejor de un día para otro).

 

     Coger porciones de masa e ir haciendo las croquetas. Pasar por pan rallado-huevo-pan rallado y freír en abundante aceite de oliva. Servir calientes.

 

 

 

NOTAS

 

- Si las queremos como aperitivo, las podemos hacer redondas.

 

- Se pueden congelar: poner las croquetas en una bandeja, separadas entre ellas       para que no se enganchen. Una vez congeladas, ya las puedes poner en una bolsa       todas juntas. Cuando las necesitemos, solo es necesario sacarlas media hora antes   y freír.

 

- Yo he utilizado morcilla de Burgos, pero podemos utlizar la que más nos guste.