HUMMUS DE BERENJENA O BABA GANOUSH (RECETA ÁRABE)

              

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta con Thermomix.

 

 

INGREDIENTES

(2-4 raciones)

 

- 2 berenjenas grandes

- 1 o 2 dientes de ajo (al gusto)

- 10 g de aceite de oliva virgen extra

- ½ limón exprimido

- 20 g de sésamo tostado o 2 c/itas de pasta tahine*

- ¼ cucharadita de comino molido

- Sal

 

Decoración

- 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

- Pimentón dulce

- Perejil fresco

 

 

     Precalentar el horno a 200º.

 

     Limpiar bien las berenjenas bajo el agua del grifo,  y cortar  justo por la mitad, en sentido horizontal. Hacer una incisión en vertical en cada mitad de la berenjena, para luego hacer incisiones en forma de cruz a lo largo de toda la carne de la berenjena.

 

     Poner en una bandeja de horno pinceladas con aceite y hornear durante unos 45 minutos o hasta que ya las veas tiernas. Cuando ya estén horneadas dejar que atemperen y retirar la carne con la ayuda de una cuchara.

 

     Mientras, machacar un poco el sésamo en un mortero.

 

     Poner en el vaso de la batidora la carne de las berenjenas, los ajos, el aceite, el zumo de limón, el sésamo, el comino, la sal y triturar 1 minuto.

 

     Verter en un bol, tapar y dejar reposar en la nevera para que coja consistencia y esté más frío y más bueno.

 

     Servir en un plato (se suele hacer un surco -como en la foto- con una cuchara), rociar con el aceite de oliva, decorar con el pimentón, el perejil y acompañar con un buen pan de pita para degustarlo (untar el pan con el hummus y comer como un paté).

 

 

 

NOTAS

 

- Se puede comer con tostadas, zanahorias cortadas en bastones, apio cortado en      bastones, pepinillos, etc... o como acompañamiento de carnes.

 

- Pasta tahine*: la venden en algunos supermercados y si no la podemos hacer  en        casa: comprar semillas de sésamo o Ajonjolí (es lo mismo),  poner en una sartén a      tostar ½ minuto, dejando solo que adquieran un colorcito dorado y luego en un            mortero triturar con un poquito de aceite de oliva. Se puede guardar en la nevera      ya que se conserva mucho tiempo y hasta se puede congelar.