POLLO CON SALSA DE CEREZAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INGREDIENTES

(4 personas)

 

- 8 muslos de pollo sin piel

- 200 g de cerezas picotas del Jerte

- Un buen chorro de whisky

- ½ cucharadita de canela

- Aceite de oliva

- Sal

- Pimienta

 

Para el adobo

- El zumo de 1 naranja

- El zumo de ½ limón

- 3 cucharadas de miel

- 2 cucharadas de agua

 

 

 

     Salpimentar los muslos de pollo y reservar.

 

     Poner todos los ingredientes del adobo en un cazo y llevar al fuego. Cuando rompa a hervir, retirar y bañar los muslos de pollo con él.

 

     Dejar macerar durante un par de horas, dándole unas vueltas de vez en cuando, para que se impregne todo (se puede dejar macerar durante toda la noche, en la nevera).

 

     Sacar los muslos del adobo y colocar en una cacerola con una pizca de aceite y dorar bien por todos los lados.

 

     Mientras, hacer la salsa de cerezas: deshuesar las picotas y triturar (reservar algunas sin deshuesar). Poner en una cazuela junto al adobo del pollo, el whisky, la canela y una pizca de sal. Hervir durante 5 minutos, tapado.

 

     Añadir la salsa al pollo, las picotas enteras reservadas, y cocinar a fuego medio con la cazuela tapada, para que no se reduzca demasiado rápido la salsa, durante unos 20 minutos, o hasta que esté bien hecho el pollo. De vez en cuando dar la vuelta a los muslos. 

    

     Si nos gusta la salsa más espesa, los dos últimos minutos subir el fuego al máximo, destapar la cacerola y dejar que reduzca.

 

      Servir en un plato bañando por encima con la salsa y acompañar con unas patatas fritas o arroz blanco.

 

 

 

NOTA

 

- Se puede hacer también en el horno.

 

     Precalentar el horno a 200º.

 

     Poner en una bandeja  para horno una pizca de aceite y el pollo macerado. Hornear durante ½ hora. A la mitad de la cocción dar la vuelta a los muslos.

 

     Añadir la salsa de cerezas, las picotas enteras reservadas y dejar ½ hora más.