POLVORONES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta con Thermomix..

 

 

INGREDIENTES

(16 polvorones)

 

- 350 g de harina repostería

- 40 g de almendra cruda molida

  Marcona

- 90 g de azúcar glas

- 125 g de manteca El Pozo

  (temperatura ambiente)

- ¾ de chupito de anís dulce

- ¼ de cucharada sopera de canela

- Azúcar glas para espolvorear

 

 

     Poner la tarde de antes la harina y las almendras molidas en una bandeja apta para horno. La harina estará bien tamizada y bien mezclada con la almendra.

 

     Precalentar el horno a 130˚, calor arriba y abajo.

 

     Introducir la bandeja 30 minutos, moviendo de vez en cuando con la espátula. Va cogiendo un tono ligeramente tostado. Es importante que no se nos pase el tiempo porque si no amargaría la mezcla. Dejar reposar hasta el día siguiente (24 h).

 

     De esta masa utilizar únicamente 320 g. En el proceso de tostado se pierde algo de peso, pero la cantidad final que se obtiene a partir de las cantidades iniciales de almendra y harina depende de la calidad de ésta y del horno.

 

     Formar un volcán con la harina y añadir en el agujero la manteca de cerdo, la canela, el anís, los 90 g de azúcar glas y mezclar hasta conseguir una masa uniforme, arenosa.

 

     Hacer un rollo con la masa resultante y envolver en film transparente. Meter al frigorífico un mínimo de 1 hora y media, hasta que se endurezca bien. Se pueden dejar toda la noche si se quiere, no pasa nada.

    

      Sacar del frigorífico, quitar el plástico y con la ayuda de las manos extender la masa de un grosor de 1–1,5 cm.  Cortar con ayuda de un cortapastas e ir colocando sobre una bandeja con papel de horno. Dejar reposar durante 1 hora.


      Precalentar el horno a 200˚, solo grill, e introducir 15 minutos, a una altura media-alta. A partir del minuto 10 mirar por si acaso. Sólo han de estar un poco doraditos.

 

      Sacar del horno y no tocar los polvorones, ya que están muy blanditos, esperar a que se enfríen del todo. Os aconsejo que una vez hechos, los dejéis reposar una noche entera antes de espolvorear con azúcar, puede ser en el mismo horno una vez apagado, cogen más cuerpo.

 

  Una vez bien fríos espolvorear con azúcar glas y envolver con papel de seda.

 

 

NOTAS

 

- Podéis cambiar la canela por: cacao en polvo (no cola-cao, mejor cacao puro, le da   más sabor), esencia de limón, ralladura de cáscara de naranja y/o de limón, esencia   de vainilla, esencia de almendra, almendra en trocitos, semillas de sésamo, esencia   de anís…, etc. O también podéis no echarle ningún aromatizante y de esta                 manera obtendréis polvorones neutros.

 

- Se conservan estupendamente por varios días sin ningún cuidado especial. Pero         si tenéis la precaución de guardarlos en una caja metálica pueden durar un par de     semanas en perfectas condiciones.