CREMA DE MANTEQUILLA O BUTTERCREAM

 

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

 

 

 

 

     

 

 

 

 

 

 

               Pincha aquí para ver la receta de forma tradicional.

 

     La crema de mantequilla o buttercream es uno de los glaseados más indulgentes para pasteles y postres. Se utiliza para rellenos, coberturas, cupcakes…  No es necesario aplicarla perfectamente; sabe muy bien y se la puede dejar afuera durante días. Se puede preparar un pastel glaseado con crema de mantequilla con una antelación de hasta cinco días. El glaseado forma un sello que protege el pastel del aire que lo seca y se conserva suave y cremoso a temperatura ambiente. Eso sí, no dejes que se caliente demasiado. La crema de mantequilla comenzará a fundirse en un ambiente caliente y húmedo.

 

 

INGREDIENTES

 

- 300 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

- 85 g de leche

- 150 g azúcar glas tamizado

 

 

      Poner la mariposa en el vaso y echar todos los ingredientes de la crema de mantequilla. Programar 1 minuto, velocidad 3 ½.

 

 

  

NOTAS

 

- Si no tenemos azucar glas, poner en el vaso el azucar y pulverizar 1 minuto,      velocidad progresiva 5-10.

 

- La tarta más conocida, cubierta con crema de mantequilla es la tarta Sara.

 

- Para hacerla de colores separar en partes y añadirle colorantes alimentarios

 

- Si sobra crema de mantequilla, la podéis mezclar con cacao en polvo y así                 obtenemos una crema de mantequilla al cacao con la que podéis cubrir unas               magdalenas y convertirlas en unos maravillosos cupcakes.

 

- Puede estar al aire libre unos tres días, en nevera más tiempo.

 

- Se puede tener hecha el día anterior; dejar en un recipiente, tapada con papel         film a temperatura ambiente.

 

- Se puede congelar.