LASAÑA DE BACALAO, GAMBAS Y ESPINACAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta con Thermomix

 

 

INGREDIENTES

(5-6 personas)

 

Relleno
- 400 g de migas bacalao desaladas
- 300 g de gambas peladas
- 300 g de espinacas 
- 2 cebollas
- 3 dientes de ajo
30 g de aceite


Bechamel
- 60 g de mantequilla
- 60 g de harina
- 800 g de leche
- Sal
- Pimienta
- Nuez moscada 

 


- 18 placas de lasaña precocidas
- Queso mozarella rallado

 

 

 

     Poner las placas de lasaña en remojo con agua caliente para que se ablanden durante unos 20 minutos. Mezclar de vez en cuando. Escurrir bién y dejar secar sobre un trapo de cocina o papel absorbente. Reservar.

 


Relleno

 

     Picar la cebolla, los ajos y sofreír en una sartén con un poco de aceite durante   5 minutos.

 

     Añadir el bacalao, las gambas, las espinacas y rehogar 10 minutos a fuego lento. Una vez finalizado, triturar al gusto.

 

     Colar el relleno para escurrir el líquido y reservar en un bol. 

 


Bechamel 

 

     Poner a calentar la leche en un cazo hasta que casi hierva. Reservar.

 

     En una olla poner a fuego medio la mantequilla hasta que se derrita.

Añadir la harina y cocinar un poco para que la bechamel no tenga sabor a harina cruda. Remover con unas varillas continuamente, durante un par de minutos.

 

     Echar poco a poco la leche, removiendo todo el rato suavemente para que no se hagan grumos y nos quede una bechamel fina. Poco a poco la salsa se irá espesando. Dejar de echar leche cuando tengamos el espesor deseado.

 

     Salpimentar y echar la nuez moscada. Remover y cuando empiece a burbujear estará lista.

 

     Cuando la tengamos preparada, añadir al bol del relleno unas quince cucharadas de bechamel y remover. 

 


Montaje


     Precalentar el horno a 200º.


     En una fuente, poner una capa de placas de lasaña, cubrir con la mitad del relleno, colocar otra capa de láminas, la otra mitad del relleno y finalmente una última capa de láminas de lasaña. 

 

     Cubrir la lasaña con la bechamel, espolvorear con queso rallado y hornear durante 10 minutos, y después gratinar hasta que tenga un bonito color dorado.

 

 

 

NOTAS

 

- Las espinacas pueden ser congeladas (descongelar previamente) o frescas              (hervir un minuto en agua caliente para que disminuyan de tamaño y quepan en la      sartén).

 

- Guardar o congelar el caldo de colar el relleno para otra receta.

 

- Usar el queso rallado que más os guste.