MAZAPÁN CASERO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta de forma tradicional.

 

 

INGREDIENTES

(40 unidades aprox.)

 

- 250 g de azúcar

- 250 g de almendra cruda

- 1 clara de huevo grande

- 1 yema de huevo

 

 

      Poner el azúcar en el vaso y pulverizar 30 segundos, velocidad progresiva 5-10 (hacerlo con antelación porque el azúcar ha de estar frío antes de utilizarlo). Sacar y reservar.

 

     Sin lavar el vaso, poner las almendras y programar 1 minuto, velocidad progresiva 5-10.

 

     Añadir el azúcar glass al vaso con la harina de almendra y mezclar 15 segundos, velocidad 6. 

 

     Añadir la clara de huevo y mezclar 20 segundos, velocidad 6. Al sacar esta masa, debe ser manejable. Si todavía no estaba manejable (eso depende del aceite que saque cada almendra al triturarlas), amasar la pasta, 30 segundos, velocidad espiga. Así obtendremos la consistencia deseada.

 

    Separar porciones de unos 15 gramos y hacer bolitas. Con cada bolita hacer la figura que más os guste. Podéis incluso estirar la masa con un rodillo y cortar las figuras con un cortador de galletas. 

 

     Precalentar el horno a 200º, grill.

 

    Colocar todas las figuras en una bandeja de horno y pincelar con la yema de huevo batida, que hará que se doren y queden mejor. Meter la bandeja en el centro, que no quede muy pegada al grill, ya que los mazapanes se pueden quemar muy fácilmente. Únicamente tienen que dorarse por encima, no tienen que cocerse, por lo que es muy rápido.

 

     Sacar la bandeja del horno y dejar que se enfríen ahí mismo, sin tocarlos mientras estén calientes ya que se ablandan y los deformarías. Cuando se enfrían cogen consistencia y se despegan sin problemas, así que estarán perfectos para poner en la bandeja de servir o guardarlos en donde quieras.

 

 

 

NOTAS

 

- El mazapán es muy delicado y se seca mucho antes que otros dulces, así que             guárdalo bien en un recipiente hermético. No tardes más de una semana en             consumirlo, ya que podría estar estropeado.

 

- Se puede hacer de colores: separar el mazapán en 2 ó 3 partes y añadir a cada       parte unas gotas de colorante alimenticio rojo, amarillo, verde, etc. No hay que       hornear.

 

- Si queremos hacer menos cantidad, hacer la receta utilizando la mitad de los         ingredientes.