ROSCOS DE VINO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta de forma tradicional.

 

 

INGREDIENTES

(20 roscos)

 

- 150 g de harina de trigo normal

- 150 g de harina de fuerza

- 50 g de sésamo tostado

- 120 g de azúcar glas

- 125 g de manteca El Pozo (temperatura ambiente)

- ¼ cucharadita de canela

- 1 cucharadita de anís

- 125 g de vino dulce de Málaga o Moscatel

 

     Pulverizar las dos harinas 20 segundos, velocidad 10.

 

     Programar 25 minutos, temperatura 100º, velocidad 4 para secar y tostar la harina y el sésamo. Este paso lo haremos sin colocar el cubilete en la tapa para facilitar que se evapore la humedad de la harina y se seque mejor. 

 

     Vamos a hacer la masa: con el vaso bien seco, poner el azúcar junto con la canela y pulverizar 30 segundos, velocidad 10. Sacar la mitad del azúcar y reservar.

 

     Con la otra mitad del azúcar en el vaso, añadir la harina tostada, el sésamo, la manteca, el anís, el vino y programar 30 segundos, velocidad 6.

 

     Sacar la masa del vaso y estirar con un rodillo, ha de tener un grosor de 1–1,5 cm. Cortar con ayuda de un cortapastas o el mismo cubilete de la thermomix y el centro con una boquilla.

 

     Colocar sobre una bandeja con papel de horno, dejar reposar mientras se va calentando el horno.

 

     Hornear los roscos a 160º durante 15-20 minutos o hasta que estén ligeramente dorados y dejar enfriar sobre una rejilla.

 

     Espolvorear con el azúcar glass restante.

 

 

 

NOTA

 

- Podemos conservar perfectamente nuestros roscos en un tarro hermético durante   unos cinco días en lugar fresco y seco.