TARTA DE CASTAÑAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta de forma tradicional.

 

 

INGREDIENTES

 

- 1 lámina de masa quebrada

- 150 g de castañas asadas

- 125 g de queso Philadelphia

- 100 g de nata para montar (con 35% m.g.)

- 100 g de azúcar

- 2 huevos

- 50 g de chocolate fondant

- 15 g de agua

- 20 g de mantequilla (temperatura ambiente)

 

 

     Precalentar el horno a 180º.

 

     Engrasar con un poco de mantequilla un molde redondo desmoldable de 18 cm y colocar la lámina de masa quebrada encima cubriendo la base y los laterales (saldrá por fuera, no pasa nada). Pinchar con un tenedor para que no se hinche, presionar sobre los laterales para que no se bajen y hornear a 180º, durante 15 minutos o hasta que veamos que está empezando a dorarse. Sacar, dejar enfriar, y con cuidado, sacar los trozos de masa quebrada que sobresalen para poder desmoldar la tarta más tarde.

 

     Cuando ya esté casi fría la masa quebrada, preparar la crema de castañas para el relleno: echar las castañas asadas en el vaso y triturar durante 20 segundos, velocidad progresiva 5-7-10. Con la espátula, bajar los restos que hayan quedado en las paredes y en la tapa del vaso.

 

     Añadir el queso cremoso, la nata, el azúcar y los huevos. Programar 8 minutos, temperatura 90º, velocidad 5.

 

     Con cuidado, verter la mezcla sobre la masa quebrada y extender bien por todos los lados, procurando que quede lo más uniforme posible. Dejar enfriar y reservar en el frigorífico.

 

     Lavar, secar el vaso y preparar la cobertura de chocolate: echar el chocolate partido en trozos, en el vaso y triturar durante 15 segundos, velocidad progresiva 5-7. Bajar los restos que hayan quedado en las paredes y en la tapa del vaso.

 

     Añadir el agua y programar 3 minutos, temperatura 37º, velocidad 2.

 

     Incorporar la mantequilla y programar 3 minutos, temperatura 37º, velocidad 2. Comprobar que todo esté bien deshecho e integrado, si no es así programar 30 segundos más, a la misma temperatura y velocidad.

 

     Echar la cobertura encima de la crema de castañas y extender bien con ayuda de una espátula o cuchara.

 

      Reservar en el frigorífico un mínimo de 3 horas y decorar al gusto.