CANELONES 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta con Thermomix.

 

 

INGREDIENTES

(30 unidades aprox.)

 

- 30 placas de canelones

  precocinadas El Pavo

- Aceite de oliva
- 200 g de cebolla

- 2 dientes de ajo
- 2 tomates cortados a cuartos
- 400 g de pechuga de pollo en dados
- 500 g de ternera cortada en dados
- 400 g de carne magra de cerdo en dados
- Sal

- Un pellizco de pimienta

- 1 lata de paté Tapa Negra- La Piara
- 30 g de Coñac
- 50 g de harina
- 200 g de leche

 

Bechamel
- 60 g de mantequilla
- 60 g de harina
- 800 g de leche
- Sal
- Pimienta
- Nuez moscada


Espolvorear
- Queso rallado.

 

 

     Poner el aceite en una sartén y sofreír la cebolla en juliana y los ajos enteros durante 5 minutos.

 

     Incorporar el tomate y dejar durante 2 minutos más.

   

     Agregar las carnes salpimentadas, la lata de paté y el Coñac. Cocinar unos 40 minutos, removiendo de vez en cuando.

 

     Sacar y con la ayuda de una picadora, triturar al gusto.

 

     Volver a poner en la sartén, añadir la harina y remover durante 2 minutos.

 

     A continuación incorporar la leche y dejar 5 minutos más sin parar de remover.

 

     Poner en una fuente y dejar enfriar la mezcla (mejor de un día para otro).

 

     Poner las placas de canelones en remojo para que se ablanden. Después escurrirlas bien y ponerlas sobre papel de cocina absorbente.
 

     Rellenar las placas (50 g de carne aprox.) y colocar en una bandeja apta para horno.

 

    Preparar la bechamel: poner a calentar la leche en un cazo hasta que casi hierva. Reservar.

 

     En una olla poner a fuego medio la mantequilla hasta que se derrita.

 

     Añadir la harina y cocinar un poco para que la bechamel no tenga sabor a harina cruda. Remover con unas varillas continuamente, durante un par de minutos.

 

     Echar poco a poco la leche, removiendo todo el rato suavemente para que no se hagan grumos y nos quede una bechamel fina. Poco a poco la salsa se irá espesando. Dejar de echar leche cuando tengamos el espesor deseado.

 

     Salpimentar y echar la nuez moscada. Remover y cuando empiece a burbujear estará lista. 

 

     Si nos gusta más líquida, echar más leche y mezclar.

 

     Echar la bechamel encima de los canelones, espolvorear con queso rallado y gratinar en el horno hasta que estén dorados.