ROSCÓN DE REYES

 

     Con estas cantidades sale un roscón grande de 1 kg o 2 roscones de ½ kg cada uno. También podemos hacer mini roscones. Como necesita mucho tiempo de levado, es necesario empezar a hacerlo el día anterior de Reyes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta con Thermomix.

 

 

INGREDIENTES

 

Azúcar glas aromatizado

- 120 g de azúcar

- La piel de media naranja (sin parte amarilla)

- La piel de medio limón (sin parte amarilla)

 

Masa madre

- 70 g de leche

- 10 g de levadura fresca de panadería

- 1 cucharadita de azúcar

- 130 g de harina de fuerza

 

Masa

- 60 g de leche

- 70 g de mantequilla (temperatura ambiente)

- 2 huevos

- 20 g de levadura fresca

- 30 g de agua de azahar

- 450 g de harina de fuerza (tamizada)

- 1 pellizco de sal

- Los 120 g de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja

 

Decoración

- 1 huevo batido

- Azúcar humedecido (agua de azahar, anís…)

- Almendras fileteadas

- Frutas escarchadas

 

 

Azúcar glas aromatizada

 

     Poner en la picadora el azúcar y triturar unos segundos.

    

    Añadir la piel de la naranja, del limón y volver a triturar. Reservar en un bol.

 

 

Masa madre

 

      En un bol, templar la leche con el azúcar unos segundos en el microondas o al fuego. Disolver la levadura mezclando bien.

 

     Agregar la harina, amasar hasta que esté homogéneo y formar una bola.

 

     Introducir en un bol con agua templada (el agua tiene que cubrir la bola completamente).

 

     La masa estará lista cuando doble su volumen y flote en el agua (entre 10 y 15 minutos).

 

 

Masa

  

     Mientras que la masa madre sube a la superficie, en otro bol más amplio, calentar la leche con la mantequilla, hasta que se ablande ésta última. Disolver la levadura bien.

 

    Agregar el resto de ingredientes por este orden, harina, huevos, azúcar glass aromatizado, agua de azahar, sal y la bola escurrida de masa madre. Mezclar con una cuchara de madera, cuando ya nos cueste, pasar la masa a una mesa de trabajo y terminar de unir, quedará pegajosa.

 

     Volcar en el bol enharinado, tapar para que leve mejor y dejar reposar la masa. El tiempo que tarda depende de la temperatura ambiente y suele ser entre 1½ y 2 horas, pero si no tenéis prisa os recomiendo dejarlo 5 horas, quedará mucho más esponjoso.

  

      Retirar la masa del bol con las manos embadurnadas de aceite, ponerla sobre una superficie aceitada y darle forma de bola alisándola bien con las manos. (Si queremos podemos dividir la masa en dos, para hacer dos roscones medianos).

 

     A continuación dar la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Es más fácil hacerlo si cogemos la masa con las manos y la vamos girando de modo que se va abriendo y vamos dejándola con el mismo grosor por todo el roscón. (Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor).

 

      Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear. Poner en el centro un aro embadurnado de aceite para que no se nos cierre el roscón.

 

    

     ¡Importante!: meter las sorpresas entre la masa por la parte de abajo.

 

   Ahora tenemos dos opciones:

 

  • Hornear la noche anterior a Reyes: meter dentro del horno apagado para que doble su volumen. Dentro del horno no hay corrientes y así levará mejor, tardará más o menos 2 horas.

 

  • Hornear el mismo dia de Reyes: pincelar con huevo y guardar en el frigorífico, bien tapado con papel film un poco aceitado. Al día siguiente, sacar 1 hora antes de hornear.

 

 

Decoración

 

     Mientras se precalienta el horno a 200º (poner un cuenco con agua en el fondo del horno para que quede más esponjoso), pincelar el roscón con huevo batido, muy suavemente. (la opción 2 se vuelve a pincelar también).

 

     Colocar trozos de frutas escarchada, almendras fileteadas y azúcar humedecida con unas gotas de agua de azahar o anís.

 

     Hornear durante 15-20 minutos, a 200º. Pasados 10 minutos, bajar la temperatura a 180º para que no se queme. Si vemos que se está tostando mucho, colocar papel de aluminio encima.

 

     Sacar del horno y dejar que enfríe sobre una rejilla.

 

 

NOTAS

 

- Lo podemos dejar sin rellenar o rellenar de cabello de ángel, nata montada, crema    pastelera, crema de trufa

 

- Si lo hacéis el día antes, como mejor se conserva es envuelto en papel film y en el     frigorífico. Sacar 1 hora antes de comer y rellenar (o sin relleno).

 

- Podéis congelarlo en porciones en cuanto se enfríe.

 

 

Núria