BUÑUELOS DE VIENTO  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pincha aquí para ver la receta de forma tradicional.

 

 

INGREDIENTES

(70 buñuelos aprox.)


- 170 g de harina de repostería
- 180 g de agua
- 70 g de licor de anís dulce
- 50 g
 de mantequilla
- 50 g de manteca de cerdo
- ½ cucharadita de sal
- ½ cucharadita de azúcar
- 4 huevos

- ½ sobre de levadura Royal
- Aceite de oliva
- Anís para pulverizar
- Azúcar para rebozar
   

 

    Tamizar la harina junto con la levadura y reservar.

 

     Poner en el vaso el agua, el licor de anís, la mantequilla, la manteca de cerdo, la sal y el azúcar y programa 4 minutos, temperatura 100º, velocidad 2.

 

     Abrir la tapa y agregar la harina y la levadura de golpe, PUM, es importante añadirla de golpe, si la añades poco a poco no te quedarán bien. Programar 15 segundos, velocidad 4.

 

     Bajar el vaso de la thermomix y dejar entibiar unos minutos.

 

     Batir los huevos en un bol y volver a colocar el vaso en la máquina. Programar velocidad 4 y ves añadiendo los huevos poco a poco por el bocal. Dejar reposar la masa en el vaso durante unos 15 minutos.

 

     Una vez tienes la masa preparada, poner abundante aceite en una paella para que puedan flotar los buñuelos, forma pequeñas bolas de masa con dos cucharillas de café, freír hasta que estén dorados y dejar escurrir sobre un papel absorbente.

El aceite no debe estar muy fuerte de calor porque se dorarían enseguida y te quedarían líquidos por dentro, los has de freír a fuego medio para que se vayan hinchando y dorando poco a poco.

 

    Una vez todos hechos, pulverizar los buñuelos con anís (al gusto) y luego  pasar por azúcar.

 

 

 

NOTAS

 

- Se recomienda comer el mismo día, ya que de una día para otro pierden. En el         caso que los queramos para el día siguiente, conservar dentro de un recipiente de    cierre hermético, en un lugar fresco, seco y oscuro.

 

Los buñuelos se pueden rellenar de lo que queramos, como crema pastelera, nata,     trufa...

 

     Poner el relleno deseado en una manga pastelera, abrir con unas tijeras los buñuelos, justo para que entre bien la boquilla y rellenar. Colocar sobre una fuente y espolvorear azúcar glass por encima.

 

     Guardar en el frigorífico hasta el momento de comerlos. Al sacarlos, podemos espolvorear un poco más de azúcar glass por encima para que queden bonitos.

 

- Puedes guardar la masa sin freír un par de días en la nevera.

 

- Si queremos hacer menos buñuelos, podemos hacer la mitad de la masa.